[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»5165″ img_size=»full» alignment=»center» image_hovers=»false»][vc_column_text]

La cerveza es una de las bebidas más populares del mundo. Millones de personas la consumen a diario, ya que disfrutan de su sabor y frescura.

Sin embargo, es normal que, al ser una bebida alcohólica, levante sospechas acerca de su idoneidad para tu salud. En este texto podemos confirmarte que, si apuestas por las cervezas más saludables y haces gala de un consumo moderado, no solamente no pondrás tu salud en riesgo; sino que, además, podrás aportarle algunos beneficios.

A continuación, te contamos por qué tomar esta bebida de vez en cuando puede resultar sano.

¿Por qué las cervezas pueden ser buenas para la salud?

En primer lugar, te aconsejaremos que tomes las cervezas sin alcohol, ya que el alcohol etílico tiene algunas consecuencias negativas para la salud. Entre otras, los problemas para que el hígado realice sus funciones habituales o el incremento de las probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares. En todo caso, la cerveza es una de las bebidas alcohólicas con una menor graduación. Esta, de hecho, se sitúa entre 4º y 7º.

Pero, como te hemos comentado, recuerda que cuentas con la posibilidad de elegir las cervezas sin alcohol; las cuales no llevan esta sustancia perjudicial y contienen los mismos ingredientes saludables que, a continuación, te vamos a presentar. Además, existen las cervezas artesanales, que se han puesto muy de moda y son elaboradas sin aditivos ni conservantes.

El principal ingrediente de las cervezas es el agua, en un porcentaje del 92 %. Como sabes, es un líquido depurativo y que no contiene calorías, lo que contribuye a la siempre necesaria hidratación. El resto de ingredientes (levadura, cebada y lúpulo) también son naturales. Por otro lado, el balance de calorías que te aporta esta es bajo. Podemos concluir que esta bebida, tomada en su justa medida, no engorda; y resulta diurética, pues te vendrá bien para expulsar los líquidos que se concentran en las retenciones.

Pero no son sus únicos componentes que te van a compensar, ya que esta también contiene fibras, polifenoles, ácido fólico y vitaminas del grupo B y minerales (como el potasio, magnesio, calcio y silicio). Las fibras evitan el estreñimiento y reducen los niveles del colesterol malo. En cuanto a algunas de las vitaminas, contribuyen al metabolismo de los glúcidos y a mejorar los procesos digestivos. Respecto a los minerales, el silicio va a ayudar a que los huesos adquieran una mayor fuerza y sean reparados algunos de sus deterioros. Otro beneficio que te interesará conocer es la naturaleza antiinflamatoria y antibacteriana del lúpulo.

El verano como la época perfecta de la cerveza

En definitiva, puedes disfrutar, siempre con moderación, de la naturaleza refrescante de la cerveza en verano. A 8 ºC o 10 ºC, en esta estación idónea para su consumo.

Contenido con formato:
La cerveza es una de las bebidas más populares del mundo. Millones de personas la consumen a diario, ya que disfrutan de su sabor y frescura.

Sin embargo, es normal que, al ser una bebida alcohólica, levante sospechas acerca de su idoneidad para tu salud. En este texto podemos confirmarte que, si apuestas por las cervezas más saludables y haces gala de un consumo moderado, no solamente no pondrás tu salud en riesgo; sino que, además, podrás aportarle algunos beneficios.

A continuación, te contamos por qué tomar esta bebida de vez en cuando puede resultar sano.

¿Por qué las cervezas pueden ser buenas para la salud?

En primer lugar, te aconsejaremos que tomes las cervezas sin alcohol, ya que el alcohol etílico tiene algunas consecuencias negativas para la salud. Entre otras, los problemas para que el hígado realice sus funciones habituales o el incremento de las probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares. En todo caso, la cerveza es una de las bebidas alcohólicas con una menor graduación. Esta, de hecho, se sitúa entre 4º y 7º.

Pero, como te hemos comentado, recuerda que cuentas con la posibilidad de elegir las cervezas sin alcohol; las cuales no llevan esta sustancia perjudicial y contienen los mismos ingredientes saludables que, a continuación, te vamos a presentar. Además, existen las cervezas artesanales, que se han puesto muy de moda y son elaboradas sin aditivos ni conservantes.

El principal ingrediente de las cervezas es el agua, en un porcentaje del 92 %. Como sabes, es un líquido depurativo y que no contiene calorías, lo que contribuye a la siempre necesaria hidratación. El resto de ingredientes (levadura, cebada y lúpulo) también son naturales. Por otro lado, el balance de calorías que te aporta esta es bajo. Podemos concluir que esta bebida, tomada en su justa medida, no engorda; y resulta diurética, pues te vendrá bien para expulsar los líquidos que se concentran en las retenciones.

Pero no son sus únicos componentes que te van a compensar, ya que esta también contiene fibras, polifenoles, ácido fólico y vitaminas del grupo B y minerales (como el potasio, magnesio, calcio y silicio). Las fibras evitan el estreñimiento y reducen los niveles del colesterol malo. En cuanto a algunas de las vitaminas, contribuyen al metabolismo de los glúcidos y a mejorar los procesos digestivos. Respecto a los minerales, el silicio va a ayudar a que los huesos adquieran una mayor fuerza y sean reparados algunos de sus deterioros. Otro beneficio que te interesará conocer es la naturaleza antiinflamatoria y antibacteriana del lúpulo.

El verano como la época perfecta de la cerveza

En definitiva, puedes disfrutar, siempre con moderación, de la naturaleza refrescante de la cerveza en verano. A 8 ºC o 10 ºC, en esta estación idónea para su consumo.

 

¿Tienes dudas?, ¿Necesitas asesoramiento?, … contacta con AFA PVC.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Share This

Share this post with your friends!