La seguridad en el hogar comienza por la puerta exterior. De hecho, la mayoría de los robos que se producen es porque los ladrones logran forzar la cerradura. Por eso es importante instalar una buena puerta de seguridad.

Puertas. Existen muchos mitos alrededor de las puertas. Sobretodo alrededor de las puertas de seguridad. Mucha gente utiliza dos términos para referirse a ellas, lo que nos puede confundir. Es importante diferenciar una puerta blindada de una acorazada.

Una puerta blindada es aquella que su estructura de marco y hoja de puerta son de madera y se revisten con una ligera chapa de hierro para fortalecer su estructura. Por lo tanto, no se podrían catalogar como puertas de seguridad debido a que su resistencia global es muy baja y los supuestos refuerzos son del todo ineficaces ante un sencillo ataque con palanca.

Por otro lado están las puertas acorazadas. Éstas si que podrían entrar en el grupo de puertas de seguridad, ya que su estructura de marco y su hoja de puerta son de hierro o de acero y se revisten con madera para dotarla de una mejor estética. Aunque están incluidas dentro de las consideradas puertas de seguridad, eso no significa que no se puedan abrir. Lo que si que tardarán más en hacerlo.

Donde deberíamos poner la atención es en los grados de seguridad referenciados en la norma Europea UNE EN-1627:2011. En España hay una norma más actual, UNE 85160:2013, que clasifican la resistencia de la puerta frente a ciertos ataques violentos. Según esta normativa, una puerta con un grado 4 o superior, significa que tiene una estructura buena y resistente.

A la hora de comprar una puerta de seguridad, es importante tener en cuenta estos detalles:
– La estructura o cuerpo: estructura de premarco-marco y hoja
– El sistema de cierre o corazón: escudo, cerradura, bombilla y llave.
– La detención de evidencia de ataque: detectores trampa ante intentos de ataque en el cuerpo y en el corazón del sistema.

Mitos sobre las puertas de seguridad

A parte de la confusión que existe entre una puerta blindada y una acorazada, es la inmensa cantidad de mitos que existen alrededor de las puertas de seguridad. Unos mitos que han sido descubiertos y desmontados:
– Cuantos más bulones o pestillos cierran una puerta, no significa que sea más segura. Depende de si los bulones son independientes o no.
– Cuanto más hierro haya en una puerta, no tiene una mayor resistencia contra un ataque. Simplemente son más pesadas y requieren de mayor refuerzos a la hora de la instalación. Pero no aguantan mejor el sabotaje con radial o con sierra de sable.
– Todas las puertas de seguridad se pueden abrir, aunque nos aseguren lo contrario. Si la puerta tiene un mayor grado de seguridad, un ladrón poco experimentado no conseguirá abrirla, pero uno con mucha experiencia si.

En AFA-PVC On Ventanas queremos lo mejor para ti. No te dejes guiar por terminologías. Nosotros buscamos la mejor puerta para ti. Te enseñamos los grados de seguridad de cada puerta según la normativa y elige la que mejor se adapte a ti.

 

¿Quieres pedirnos información? CLICK AQUÍ

Share This

Share this post with your friends!